martes, agosto 30, 2005

La negatividad ha inundado mi espíritu. Y no es ni el invierno, ni algo endógeno, que lleve escondido en mis malditos genes. No, es simplemente el entorno y la presión que siento al vivir en un país tan, tan atrasado y cartucho (por la mierda que tuve mala cuea: maricón y chileno).
Ayer tuve una comida con los señores de importantes empresas chilenas. Además debía dar una presentación o una charla sobre los últimos avances en dos enfermedades que me encantan por sus implicancias inmunológicas; sin embargo, a estos señores les interesa bien poco, que le hablen de citocinas y de como se generan ciertos cuadros o enfermedades. Al final, mi presentación fue fugaz y me hubiese gustado tener más tiempo para explayarme. Así que me achaqué. Luego iba en el auto, tratando de decirme: ey Vicente tu puedes, es sólo como enfrentes la situación. Me siento y lo primero que hacen es pedir parrilladas como buenos heterosmachotes. Yo que soy un ultra naturista, odio las prietas y cualquier interior animal. Me dije: ya a la mierda la noche. Y después el temita de que habían ido a España y llegaron horrorizados por ver a los gays dádose besos y esas cosas. Chocante le dije yo a uno. Quice meter más la cuchara, pero me mordí la lengua, porque mi jefecito me miraba, diciendome: vicente ahora no, no la caguí. Y yo lo estimo, porque es un caballero de los pocos en Chile. Me quedé piola, escuchando atrocidades como: son tan oscuros!!!, a mí no me molestan, mientras se queden en sus nichos!!! Yo no estoy de acuerdo con que adopten!!!, etc.
En mi interior terminé como una gárgola, con las garras agarrotadas de tanta rabia. ¡Qué mierda! les pasa a esta gente, ¿por qué le temen a un gay en medio del mundo intelectual (al peo diría yo)?.
Me acosté y tuve los sueños más extraños de la vida.
Ahora me encuentro reformulando toda, pero toda mi vida. No sé si seguir en lo que estoy o terminaré destruyendome, aniquilado por las malas vibras que me llegan y que adquiero como esponja.
Necesito urgente un arcoiris. Uno es mi pololo, pero está lejos ahora, y me da lata llegar a la casa y acostarme con lo único tibio en la cama: el escaldoso.
Quiero ser util en esta sociedad, la pregunta es: ¿me dejarán serlo?.
Necesito un camino más amigable, o acaso así es la vida de perra, de dura, de rápida. Muy mortífero este trote de la sociedad, en donde si no eres bélico no sirves.
Quizás cambie, o mejor, voy a cambiar y dejaré la cagá. Se los juro.
Besos para todos.
Paz para todos.
Amor para todos.
 
posted by Vicente Moran at 9:37 p. m. 5 comments
jueves, agosto 25, 2005

Una vez me explicó Mark, que su pintura trataba sobre las moléculas que los seres humanos intercambiamos cuando nos conocemos. En como nos robamos parte de la esencia del otro, para seguir en la vida con un poco de aquellos seres que nos rozan, ya sea de manera física como cuando hacemos el amor, o de manera emocional-racional, cuando sostenemos una conversación saciadora de nuestro yo interno. Y quizás tiene razón. Hace más de dos años que no nos vemos, pero aún sigo recordando los bellos momentos que tuvimos juntos. Me acuerdo de nuestra cicletada por toda Holanda y parte de Alemania: yo con mi pelo largo, largo, como rapunsel, dorado por el sol estival del hemisferio norte y con una sonrisa de oreja a oreja. Se me viene a la memoria nuestras comidas naturistas, y las vacas de la casa de sus papas que eran a mi parecer más inteligentes que la cresta.
Ahora la vida a los dos nos ha cambiado, cada uno tiene su pololo y trata de concretar un proyecto eterno – juro estar contigo toda la vida – ambos buscamos la paz espiritual y batallamos en el campo minado de la imbecilidad humana. A veces quedamos heridos, ya sea cuando somos incomprendidos y en otras ocasiones tan sólo lloramos de impotencia.
En tu último cuadro, que me enviaste desde tan lejos, me hiciste entender que nuestros fantasmas son sólo una morisqueta jocosa de los miedos necesarios para seguir luchando. Y así es impresionante como desde lejos tus moléculas aún invaden mi pensar, mi idea de la vida, y de cómo puedo influir en el flujo universal de las cosas.
Con mi ímpetu racional, mi sed sexual, mi tedio por la burocracia, mi fobia güeona por lo lento que cambia mi país, quizás por los porotos con rienda que me hacen explotar en gases nauseabundos, queriendo desechar todo lo podrido que me pueda quedar.
Querido mark quisiera ser aquel árbol colorido, en medio de la noche, con sus hojas secas de miles de colores, revoloteado por “cucos” imaginarios, que hagan reír y no temer a la oscuridad que muchas veces se cierne sobre mis ideas.
Excelente cuadro Mark y suerte con la exposición. Besos de mi parte.
 
posted by Vicente Moran at 2:43 p. m. 3 comments
martes, agosto 23, 2005

He aquí una página, donde avezados artistas nos entregan aquellos seres sensuales imaginarios.
Yo fuí satisfecho y doy gracias a la energía universal por generar talentos tan agudos y creativos.
Si notan la mayoría de estos hombres jamás existiran. Es sólo el elemento bizarro y extremo que poseemos. Ser empalados o espetados en una pica de tal proporción, sólo para ser donados al dios de la lujuria. Un ensueño utópico, pero que deja desdoblar nuestros instintos más animales. Un clímax celestial, una meditación extensa y llana.
Ruego no paren jamás, y que se transforme en la meditación exaltada del espíritu de los sexópatas. Quizás con estás historietas podrán algunos traspasar más allá del 7% de la masa gris que poseen en el cráneo. Espero sea un sentido religioso el que los transforme en clarividentes. Supremos hacedores de este mundo un poco irreverente.
Así que los de esta página serán mis luceros sádicos, de ahora en adelante.
Espero la disfruten y puedan navegar entre los fetiches más interesantes de la web.
Aquí les dejo una muestra y difrútenla.
La pagina es http://www.loganporncomics.org/gallery.htm

Nos vemos onanísticos y ojala se mojen harto jajajaja.
 
posted by Vicente Moran at 10:26 p. m. 2 comments
domingo, agosto 21, 2005

Siempre he amado vivir en el centro histórico de Santiago. Mi ciudad predilecta, llena de cines, de museos, del underground criollo y de la diversidad tan necesaria para mi espíritu. La peculiaridad de Santiago centro radica, precisamente, en ser una postal precisa de nuestra realidad. Aquella que enmarca a los chilenos con sus virtudes y defectos. Los gringos aman eso y se dan cuenta poco a poco, que para conocer nuestra identidad mestiza no deben vivir en el opuleto oriente, sino en pleno centro. Eso además los humaniza, los espiritualiza a tal extremo, que salir de compras a la feria rotativa se transforma en una experiencia sublime. Sin embargo , mis vecinos viejitos, aquellas reminicencias del santiago acaudalado, eligieron como alcande al casto y cochino Lavin. Y mi sentencia no es mal intencionada, sino la triste realidad de la que somos presa hoy por hoy. Además para rematarla (como buen chileno) los muy clarividentes de mis vecinos eligen a Alcaíno como el sucesor. En hora buena, digo yo, debido a que el cacho de las fetideces se lo lleva la derecha con bombos y platillos.
Me imagino que los vecinos de los reinos desarrollados de las Condes, Vitacura y Lo Barnechea deben sentir pesar, por estar emparentados con los proletarios tercermundistas que somos nosotros. Cuanta loca vil y malvada, fría y calculadora, debe aborrecer ser tildada como Santiaguina. Con ese meollo no me meto, mejor me lo paso por el poto. Sí, por el poto con caca, ya que mi inteligencia emocional no logra comprender como existen locas opus dai, locas ultraderechistas, y locas lavinistas.
Sé que sale a flote mi intolerancia, algo de lo que aborrezco con todo mi corazón. Y aún cuando trato y trato de comprender el modo de procesar la realidad de estas locas, sé que perderé mi tiempo.
Ahora quiero mostrarles a todas las mujeres imaginarias. A ustedes los gays fachos, como quedará Chile si alguien tan desastroso como Lavin o Piñera gobernara nuestro pedazo de tierra que se llama Chile.
La foto es explícita. Llenos de mierda hasta el cogote. Empotrados en un pantano de desigualdad social infinito. Lavin con su discurso neocomunista, nos llevaría a la carpa romana de la mano con un Dios inflexible. Chao a las aspiraciones de igualdad ante la sociedad para los homosexuales y otro grupos discriminados. Para él, que no conoce ningún puto gay que trabaja para hacer de este país algo mejor, las leyes que se nos ofrecen bastan y sobran. O sea te pueden hechar de tu trabajo por ser maraco, aún cuando seas el mejor, dicendo cualquier mentira vil y mal intencionada. Para él sólo existe un sólo matrimonio: entre una mujer y un hombre. Para mí aquello sólo rige para los católicos. Yo no soy católico y exijo que mi estado me de los mismos derechos que al resto.
Ahora Piñera. Me da hasta paja decirles que Piñera, este nuevo valuarte del centro político, es un extraterrestre para los chilenos. No sabe nada , pero nada de como viven los chilenos realmente. O sea si a este gobierno se le hizo difícil equilibrar las diferencias sociales. Nótese que es un gobierno compuesto por una mezcla de ABC1 y y clase media alta. Imagínense un presidente que es millonario, que según él daría todo por nosotros, y que no obstante, no tiene pico idea cuanto se necesita para vivir en este país. Un rico diciéndole a los otros ricos: oye güeones paguen más impuestos para que el gobierno tenga más plata. O súbanle el sueldo a las las personas. Den más plata para la investigación (yo investigo y hay que ver los malabares o lobbies que hay que hacer para que la empresa privada ayude). O simplemente bajense el sueldo un poco y no sean tan amarretes con sus empleadas de la casas, que les pagan una mierda.
Me tendré que acostumbrar, junto a los gringos que viven en los alrededores, a la hediondes de las calles. A que nos recojan la basura día por medio. A que se formen montañas de bolsas con papel con caca y otras excreciones humanas. En todo caso mis amigos internacionales se llevaran una buena impresión chilena: aquella que muestra que nos falta mucho por andar para llegar al desarrollo. Y lo primero que debemos entender, es que al desarrollo no se llega de un salto, sino cambiando el chip de nuestra idiosincracia. Y nuevamente y me aburro de decirlo, eso se hace con equidad y educación.
PD: Alcaíno dijo que quería recoger la basura día por medio, para que la gente se acostumbrara a separarla. Yo le respondo a nuestro alcande: como mierda quieres que la gente te separe la basura, sin una campaña educacional. Donde digas como hacerlo. Si hay que separar lo orgánico, y entregarlo qué día. O decirme al menos: ¿qué día vendrán a buscar las botellas o las cajas de cartón?.
Esto me lo comentó mi inteligente pololo. Así que aquí va un reclamo de una pareja gay que ama vivir en uno de los barios históricos de Santiago. La capital de Chile, Alcaíno.
 
posted by Vicente Moran at 11:06 p. m. 1 comments
viernes, agosto 19, 2005

La conocí en San Camilo. Venía saliendo de la clínica, después de atender a mis peludos pacientes, cuando desde el frontis de SIDAACCIÓN, ella platinada se encontraba orinando parada, y cuando me cachó se ruborizó. Fue chistoso, la Pachacosa arrancando con sus zapatos de feria rotativa, para que este macho no le viera la pirinola.
Luego se le pasó el bochorno y me preguntó si tenía un cigarro. Le convidé y me quedé conversando un poco, con un tango de fondo que escuchaban las mujeres imaginarias de la calle. Su mini era radiante y sus piernas largas con la piel de gallina, aguantando el frío estoica para no sucumbir. Bastante joven la Pachacosa, diría que menor que yo; sin embargo, no lo podría asegurar, debido a que las patitas de gallo afloraban cuando sonrió.
La historia dice así: la Pachacosa es el hermano menor de una familia humilde de la Pincoya. Siempre delicada, una flor silvestre en medio de la aridez de la pobreza. A los 10 años conoció la lujuria de un hombre: su primo mayor, le dijo que jugaran a los conejitos y en medio de los perales del patio, supo que lo correcto era amar un hombre.
En el colegio la Pachacosa fue reina de las compañeras y la vergüenza de los peloteros del recreo. Aunque la Pachacosa ya sabía que lo suyo sería patinar en la calle y el sueño imposible de andar tapada de Dior y comprar como reina en el mítico Alto las Condes. La primera vez que conoció el país de las maravillas, fue en una cimarra planeada con su amiga la negra. Tomaron la 611 y volaron por las calles Santiaguina, perdidas entre rascacielos de vidrios luminosos.
Cuando se bajaron la negra se percató que tendrían problemas. Todas eran rubias altas y espigadas. Y aunque la Pachacosa iba de hombre la humildad se notaba a leguas. La ropa usada y ajada los dejaba como inmigrantes de un país tercermundista.
Llagaron caminando al Alto las Condes, vieron ese bloque de concreto con ojos obnubilados y corrieron para entrar. No llegaron a pisar las baldosas relucientes del mall. Un guardia las atajó y hasta ahí no más llegaron. Se quedaron con las ganas de ver a la gente linda comer dulce, que la negra y la Pachacosa nunca habían comido. La negra estaba enojada y quería sólo patear los escaparates y mandar todo a la chucha – ya íbamos en el tercer cigarro – y la Pachacosa sola triste sentada en la vereda, viendo pasar a las viejas indiferentes con sus bolsitas de cartón con logos de importantes marcas. Miles de pesos, que él jamás tendría. Se paró y enojado le comunicó a la negra que algún día iba a invitarla a comprar al Alto las Condes.
Así fue que se puso a trabajar en la calle. Al principio le sacaron la mierda, era algo así como la bienvenida de las travestis, y al final logró un espacio en la esquina pecaminosa.
Entonces una noche un importante personaje de la política criolla “la alquilo”. Pasó en su mercedes y como la Pachacosa era nueva – ahí mismo me mostró el poto, lo tenía gordito y parado – le preguntó cuanto cobraba. Me contó que había sido güeona, porque le dijo que 10.000 pesos. El viejo le pidió que se subiera y llegaron a un motel del barrio VIP de Santiago, donde uno entra en auto y te atienden ahí mismo, en un estacionamiento privado. La pieza era el mismo auto y ahí fue desflorada y también desfloró al viejito gay oculto.
Desde ese entonces era uno de sus clientes. Y justo en ese momento cuando me estaba relatando como lo habían hecho y cuan importante era este personaje, un mercedes se acercó lentamente. Me pasó el cigarro y corrió a la esquina. El cliente bajo la ventana eléctrica y casi me fui de culo al ver quien era el susodicho comprador de placer. ni siquiera me creerían si les contara.....
Lamentablemente no les puedo contar, porque me metería en el medio tete. Quedé marcando ocupado. No podía creer que este individuo tan recto era un gay reprimido.
La Loca de la Pachacosa, se dio vuelta y me preguntó: oye dice que cuanto cobrai. Yo respondí que no trabaja. Y que me iba para la casa. Me fui caminando. Todavía no asimilaba que estos viejos dogmáticos y llenos prejuicios anden, después de dar los grandes sermones en la televisión, follando con un travesti...
Aunque luego pensé: bueno quizás le gusta tener sexo con una mina con tetas y pene, y eso no está mal, mientras nadie se entere. En especial sus seres queridos. ¡Qué loco!, así con esta información sería posible destruir la vida de personas aparentemente rectas. Aunque eso no es lo mío.
En todo caso aún no sé si la Pachacosa y la negra fueron al Alto las Condes a comprar esas cosas de marca, pero si la veo, le voy a preguntar....

Besos para todos.
 
posted by Vicente Moran at 4:05 p. m. 3 comments
martes, agosto 16, 2005

Hoy leía que las locas son hombres que responden a modales femeninos, propios de una cultura patriarcal. O sea esta oración fatídica y segregadora, me dice que las personas afeminadas, aprenden a ser delicadas, a partir de heterosexuales que ridiculizan a lo femenino. Entonces pregunto: ¿Qué es primero la gallina o el huevo?. Pienso que para un homosexual que se dice inteligente, clever e intelectual, no tener claro aún, que ser gay posee implicancias biológicas como también de tipo ambientales, que son en extremo complejas y aún no comprendidas en su cabalidad, es casi inaceptable. Además esta de perogrullo decir, que su discurso deja entrever cierta reticencia o fobia hacia las locas. Por lo mismo, me cuesta comprender como este nuevo ente farandulero, no sabe (sin conocimiento) que las personas afeminadas, que él de manera despectiva llama locas, algunas de ellas nacen (no absolutista) con la muñeca quebrada, mientras otros se hacen locas en el camino, para terminar con las que sólo parodian a la loca, perteneciendo al propio mundo gay, y que utilizan este “personaje” para simplemente reír un poco.
Villouta, tú que eres tan amante de la cultura anglosajona, deberías saber que las palabras Gay y Queer fueron utilizadas en el pasado por los heterosexuales de forma burlesca para señalar al homosexual afeminado. Eran apelativos usados en los colegios para individualizar al que se le quemaba el arroz (alguien como tú o yo). Sin embargo, fueron los mismos “gays (USA)” y “Queer (UK)” los que tomaron estos adjetivos, los hicieron propios, y los despojaron (no completamente) de sus significado denigrante. Ahora tener un amigo gay es cool para muchos heterosexuales. Y que es una loca, sino aquel homosexual irreverente que le importa una mierda el que dirán, que juega con la mujer interna imaginaria, peleadora, venenosa y bífida. La Loca es la marginalidad remanente que queda en el subconsciente, desde donde muchas (muchos para tu pesar) han luchado a través de la historia para forjarse un espacio. Así que tú eres una loca distinta, pero loca sine qua non.
De hecho me imagino a una loca gallarda, valiente, y con espíritu de cooperación. Una loca con vigor, agresiva y que le encante el rugby. Y que juegue mejor que los que son machos y viriles. Además ser gay no te impide hacer deporte. Uno sólo se coloca trabas. Uno es el miedoso que no quiere salir a la cancha a jugar a la pelota, y llevar en la camiseta un arco iris dibujado. Yo hasta ahora recuerdo esos partidos tierrosos con mis compañeros. Todos mis amigos saben que lo que me gusta es el sudor varonil, disfrutaba las duchas como también las pichangas.
Me encantaría escuchar de este comunicador televisivo un argumento más sólido. Uno sin un personaje inventado. Nadie puede andar en la vida siendo un personaje. El consejo es una mierda si lo analizamos desde el punto de vista ético. Si me dicen que para hacerme creíble, necesito crear un personaje; por favor, ¡¡¡qué incongruencia más grande!!!!. Cuando lo que los gays necesitan son personas integras, sinceras, “humildes” en el escuchar y percibir la gran gama de individuos que conforman nuestro mundo (osos, drag queen, goticas, hetero-gay, locas, tapados, casados-traumas, etc).
Lo esencial, José miguel, no es eliminar el concepto de loca, por cuanto siempre existirán. Tan sólo debes ir al Club Bizarro, y verás la tropa de locas, que viene para el recambio. Villouta, querido y macho Villouta lo que debes promover es la educación plena e integra del respeto, hacia todas las personas. “El Respeto” es la clave o solución de muchas calamidades y atrocidades en que incurre la humanidad. Sino seguiremos siendo intolerantes, inconsecuentes y repletos de fobias innecesarias.
Las locas existen en todos lados. De hecho mi intelectual, te equivocas si dices que los afeminados (para no repetir loca) son productos de un sistema machista: en medio oriente donde el machismo es ley y voz, no deben existir afeminados. Si te acusan de loca, tendrás ticket directo para la horca. Si me arguyes que es aplicable al modelo hispanoamericano, debes ir a Holanda y verás miles de locas. Son parte de la rica fauna gay. Existen locas tan respetables como Oscar Wilde, que con su libro “El Retrato de Dorian Gray” deja magistralmente plasmada su visión de loca – una por cierto muy cercana a ti – aquel hombre narciso, cultivador de la bellaza etérea y abyecta, que no recuerda, claramente, el significado cabal de “Hermosura”, que además de encontrarse sano y robusto, es también estar sereno, despejado y en paz consigo mismo. Es aquella última parte la que muchos han olvidado cultivar. Y así podemos seguir analizando varias facetas de locas. Debemos recordar que los prototipos no existen, sólo en nuestro imaginario per se.
Y de seguro todos sabemos que al menos una loquita chiquita vive en todos o casi todos los gays. El fin de la caricatura que posees en la mente, no es más que el escape del “tilde” mal intencionado de ser confundido con la loca. La loca persigue, y borrar su existencia es caer en la fobia más estúpida de todas: un homosexual renegando de los propios homosexuales. Por eso es importante ser objetivo y no generalizar. Hay locas malas y vacías, llenas de odio y rencor, pero también hay gay-spedomachos resentidos por ser discriminados en el pasado, aquellos que han llorado su soledad y el rechazo generalizado. La clave no es ser más o menos masculino para ser aceptado. El camino es más simple aún: ser uno mismo, y desde ese escenario enseñar que lo distinto es parte de la normalidad de una especie llena de potencialidades.
Estimados amigos, no maten a las locas pletóricas, a las mujeres de maderas y del mar, porque estarán matando una parte importante de ustedes.

PD: y por último recuerden que muchos gays-intelectuales, son locas amantes del buen vivir, de la ópera, de los restaurantes chic, de la ropa top, de las amistades faranduleras, y de las discotecas VIP. Lo anterior no está mal; total son locas, de un tipo distinto al mío, pero locas todas, al fin del cabo.
 
posted by Vicente Moran at 8:59 p. m. 5 comments
sábado, agosto 13, 2005

La conclusión es sólo una: fue la semana más hermosas que he tenido en mucho tiempo. Quizás me faltó tiempo para visitar a otros seres queridos. Aunque igual sé que nos veremos en el futuro. Aveces me gustaría que los días fueran de 48 horas, para poder gozar con la comunión fraterna de los tuyos. Pienso que la familia que me tocó es genial. Liberal y tolerante; esa conciencia abierta, que proviene de las lecciones de la vida. Mis Abuelos no son catedráticos de una prestigiosa univesidad. Ninguno de los dos fue a la Universidad y mi Abuela-mamá recién el año pasado terminó su secundaria. Me sentía orgullo de ser el nieto de una mujer, sabia e inteligente. Me imaginaba si ella hubiese nacido hoy, quizás sería una gran gerente o estaría metida en el gobierno, tratando de que este país fuese un poco mejor. Mi abuelo-papá es como un gnomo silencioso, que anda en la casa buscando donde dormir. Le encanta discutir y hablar sobre los derechos de las personas. Le indigna de Chile la violencia que se está generando; sin embargo, me confiesa que todo se debe a las diferencias marcadas entre los ricos y la clse media-baja. En realidad tiene razón. Él es un ejemplo palpable de la lucha por la discriminación, ya que es chico y negrito. Aún así jamás se ha dejado atropellar.
Esta historia es genial, porque ambos aceptan mi homosexualidad como una característica más de mi vida. ambos me aman hasta decir basta, son capaces de desdoblarse por darme su apoyo. Mi madre, por ejemplo, es un chiste. Siempre andamos jugando y riéndonos. Entre nosotros el pudor no existe y nos relatamos nuestras inquietudes de forma transparente.
Mi abuela, como nació en el pasado y cree que todos los homosexuales somos como travestis, me pregunta cosas tan locas como: ¿tú hací de mujer o hombre con tu pololo?, ¿no te duele?, ¿es verdad que cuando te chupan tanto las tetillas te crecerán como tetas?. Yo me cago de la risa, y empiezo a decirle que no todos los gays son afeminado, que los hay traumados y otros totalmente libres, que saben que su vida es tan normal, aveces más normal, que la existencia de muchos heterosexuales. Le explico que a mí no me duele, que lo encuentro rico, que acabo cuando soy penetrado, porque sino sería fome. También le relato la historia de los gays que les duele mucho y son activos siempre, y como yo también lo meto no podría estar con un hombre 100% activo. Mi abuela me escucha atenta y me dice: es rica la tula , ¿no es cierto?. yo respondo: me encanta.
Recien fuimos de compras con mi abuela y nos acordábamos cuando fuimos al Bunker, mientras engullíamos un rico helado: ella como señora digna y respetable (parecía vestida para la misa), con su falda, blusa y chalequina de hilo. Los ojos bien pintados y sus labios rojitos. Mi abuelo estaba espectante, su sueño era ver a dos mujeres besarse efusivamente; no es misterio que el lesbianismo es su fetiche. Mi hermano andaba con su pololo y yo bailaba música electrónica con mi abuela, pudimos bailar dos solamente, ya que mi viejita se empezó a cansar. Nos reíamos tanto en el mall, que eramos la homología perfecta de dos viejas copuchentas.
En fin, las familias de los homosexuales chilenos, pueden ir del extremo liberal de la mía, hasta las más terroríficas que quieren ver muerto a sus hijos o hijas antes de que sean homosexuales. Lo que no logro comprender aveces, es porqué aquellas situaciones de hijos (as) rechazados (as) se aprecia más en la clase alta. Quizás equivoco y sea tan sólo un prejucio mío; no obstante, sé que los chilenos poseemos el mal de "arrivismo", y por ende, debe ser difícil para una familia de alta-alcurnia cañaña de Chile aceptar un hijo mariposon, que le guste el sudor de los hombres (¡¡¡Qué rico!!!!), le agraden las vestimentas señidas a su cuerpo andrógeno (entre los 15 y 25 años) y que en vez de perseguir a las primas, su primer amor sea el primo mayor, que es pichulón (larga, gruesa y cabezona. La circuncisión la dejo al gusto del lector) con dos años más que uno, que quieren que le mamen la verga. Uno gueón se enamora del tal primito, le regala el poto y luego los güeones se casan y nos dejan mustias y ultrajadas (¡¡¡¡qué mujer me puse!!!) y ellos: aquí no ha pasado nada. Pero lo que sí logro vislumbrar es que algún día se les dará vuelta el paragua de nuevo y andarán escondidos buscando un minito joven para follar, por lo general esos son los casados. Así que cuidado, a no ser que te guste ser vejado emocionalmente.
jajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajaj.
Ya me voy, porque seguiría y seguiría toda la tarde.
Ls foto son mis abuelos, él agarrándole la pechuga a mi abuelita.
 
posted by Vicente Moran at 5:09 p. m. 5 comments
viernes, agosto 12, 2005


Aquí esta mi sobrina puli.
 
posted by Vicente Moran at 11:18 p. m. 1 comments


Hoy veía como volvimos a la era romana. Cuando en el coliseo se juntaba la gente a ver como hombres y mujeres querían lograr ser respetados, aún cuando sus vidas corrieran peligro. Al parecer nosotros, los seres humanos, nos regocijamos con el dolor o sufrimiento. Un voyerismo masoquista, así llamaría toda esta era de los realities. Las personas se unen junto a la cajita magica de la televisión, a ver peleas difundidas por los medios, nos invitan a presenciar la violencia y nos entregan, quizás los nuevos valores de la vida; o sea, ser un maricón de mierda, traicionar, hablar mal del prójimo, etc... Todo lo anterior por gentileza de un canal Católico.
Ahora si no hay un "mal elemento" dentro de los integrantes, buscan a los seres más aterradores de la farándula de turno, para aniquilar el temple de los que son - digámoslo así - más éticos. Todo me causa repugnancia; sin embargo, ahí estaba con el corazón a mil, viendo quien ganaba la Granja. Claro no ví casi ningún capítulo, no me interesaba, aunque igual leía las noticias en los diarios mentirosos chilenos, de los eliminados y esas payasadas. Ahora, en este caso, era especial, porque he venido a visitar a mi madre, y estar junto a ella, saltando y palpitando de placer, para que ganara Estrada, eso no me lo paga nadie (estar al lado de mi vieja). Asi que a mi Pico con quien ganara, aunque luego de ver que Estrada era buen chato, igual me gustó y le hice barra, ya que la población aún se percata que las cosas buenas son ser leal y derecho con nuestros contemporáneos.
Luego reflexioné: ¿será entretenido estar en un reality?. Me ví ahí metido. Primero todos amigos. Yo tendría que decir, desde luego, que soy gay, porque eso aumentaría el rating. Después me trataría de pescar al más hetero. Le diría(para puro gúeviar): te lo "chupo rico" en la ducha. Él se enojaría y me pegaría un combo. Yo lloraría a la cámara como maria magdalena, y rompo los platos y boto la comida. Así nos quedaríamos muerto de hambre. Aprovecharía para decir, en el canal pacato de la católica: Dios no existe!!!!. Me pajearía cuando me bañara, o cuando todos mis compañeros durmieran. Calladito se vería, con esa cámara para ver en la oscuridad, como las frazadas se remeserían por mi masturbación nocturna. Esto lo digo para ser sincero, yo creo que el Estrada y los demás se mandaron varias pajas, porque eso de la abstinencia ni los curas la aguantan. Después acabaría y me dormía para ser nominado. Con todas las cagadas que me mandaría, saldría electo en duelo. Obviamente perdería, ya que no soporto el encierro, y el canal haría lobby para que perdiera y pondría una prueba imposible para mí. Entonces, me echarían, y yo feliz partiría a la casa de mi pololo. Haríamos el amor hasta explotar y después le haría comida (como ama de casa).
Sí, es una afirmación, que los realities son una lacra adictiva, que mantiene a la humanidad alejada de sus problemas. Los sume en una hipnosis mongoloide. De esa manera, las dueñas de casa no se preguntan que cocinar mañana. El gueón cesante no se martiriza más, y el que gana una cagá no se frustra. Por eso nos da lo mismo si un viejito está durmiendo en la calle con frío o que un gitanito a pata pela entre a falabella para ver los jueguetes en sus cajas (eso lo ví ayer y casi me pongo a llorar de pena). Con suma conciencia nos olvidamos, que la realidad es otra. Nos hemos olviado que la vida es otra cosa, que tiene significados que son de condición sine qua non.
Ver que otros sufren nos alivia. Tener el poder para botar a alguien nos transforma en entes superiores. Hacer ganar a uno en el coliseo, nos metamorfosea en neo-césares.
Cuando terminó el reality, le dije a mi vieja: aplaude mamá, el Estrada ganó. Mi mamá me miró y tenía pena. ¿Por qué?, le pregunté, y me contestó: es que la granja terminó. Me percaté que mi madre había sido abducida, chupada y le habían cambiado un switch. Ahora mi mamá es una mamá-reality.
Además un regalito, una foto de una boda gay de dos abuelitas. Ojala sean felices por siempre.
Nos vemos.
 
posted by Vicente Moran at 1:34 a. m. 1 comments
jueves, agosto 11, 2005

La gente tramposa y ladrona, por muy viejita que sea, son personas no dignas de esta sociedad chilena, que es altruista, liberal, tolerante y que por sobre todo, respeta el derecho a la opinión. Así que un siete para el nuevo ídolo el Juez Muñoz. Y espero que pinochet, de una vez por todas reconozca que muchos murieron injustamente por su culpa, y aquella culpa tiene que pagarse con su antítesis: las miles de disculpas que debe a miles de chilenos. Además debe encerranse él sólo en la cárcel.
Espero no tener más gente tan corrupta y asesina como estas personas - aún tienen esa dignidad - en los gobiernos venideros, y para eso hay una solució educar a nuestros hijos.

Nos vemos.
 
posted by Vicente Moran at 2:22 a. m. 1 comments

Hoy veía como a la esposa de pinochet (con minúscula) quedaba presa. Una anciana de 8o y pico años. Además veía a personas compadecerse de aquella abuelita tierna y amorosa. Yo no me dejo engañar. La vieja le robo a todos los chilenos y la justicia hace su trabajo. Aveces me pregunto si otra viejita que robara al estado la hubieran tratado como a la lucia. Nop, a la otra la lapidan y la meten a la cárcel de un santiamen.
Así que saben una cosa, creo que ese tal Muñoz se merece un siete. Me da un atisbo de que esto está cambiando, que las cosas se están haciendo bien. Así que hoy estoy feliz. Sólo espero que Pinochet reconozca que la cago, que es un asesino y que fue un dictador malacatoso, que debe pagar aún cuando tenga 100 añoas, sino es acá serán las animitas del más allá - soy agnóstico pero quiero creer que existen ahora- y lo enjuiciarán.
Ya me voy acostar es tarde y debo hacer tareas mañana.

Besos a todos.
 
posted by Vicente Moran at 1:19 a. m. 0 comments
miércoles, agosto 10, 2005

Que palabra más elocuente, casi una onomatopeya perfecta. Y es que mi adicción sana por ver hombres semidesnudos, desnudos y digamoslo así: en cuadros plásticos homoeróticos, son para mí un afrodisiaco. Recien estaba observando toda aquella anatomía hipertrofiada al máximo, esculpida con tal delicadeza, que me cuesta creer que son de verdad. Debe ser porque yo me preocupo más de punto exacto del postre de chocolate, que luego usaré en el cuerpo del amante (que no es como los piluchos, es mucho más). Así que tiempo para ejercitar mi cuerpo, me queda sólo los hermosos paseos en bicicleta y el amor profuso que profeso con mi pololo.
En todo caso, los que más llaman mi atención son aquellos creados por el pincel o el lápiz de un artísta cochinon y masturbador. Sí yo hubiese tenido ese don quizás los falos andarían revoloteando por toda mi casa. Necesitaría un altar para mi onanismo eterno. Debe ser que son totalmente irreales, sólo concebibles en el subconciente de los seres humanos. Aquí deseo detenerme, para dejar en claro un punto. Debido a que esto lo puede leer un ser fervoroso de las buenas costumbres y no un impío como el que escribe. Pienso que es necesario recordar, que el mercado de la pornografía subsiste gracias a que los heterosexuales no se olvidan sus ímpetus carnales (mi papá es un coleccionista afamado en la familia). Al fin de al cabo somos un 10% (experimentalmente controversial) y nosotros no podríamos mantener esta industria. Habría que regularizarla, ya que hay algunos ultracochinones, que esclavizan a pobres mujeres y las vejan al máximo. Lo anterior en el mundo homosexual es casi imposible esa situación, porque poseemos el magnífico "libre albedrío" para decidir que tan cruel queremos gozar, no obligando a nadie de ninguna manera. Sí, sólo usamos nuestra propia opción. No obstante, como somos biología pura, habría que descontar aquellos que nacieron en familias horrorosas, que se castigaron por ser diferentes y terminaron siendo unos depravados dignos de estar encerrados toda, toda la vida. Por ejemplo, ese tal Spiniak, muchos Curas, y varios speudoheteros casados que destruyen la dignidad de las personas - me da pena igual, así que rescataría algunos, y en especial al Marquez de Sade; escribía fenomenal - sin ningún atisbo de arrepentimiento de corazón.
Bueno, bueno, bueno... El punto es precisamente que soy un adicto a los hombres desnudos. Ellos son maestros para meterse en la cabeza, y me figuro que a más de alguno debe ayudar en aquellas épocas de escasez. Y la razón es simple: no todos queremos ser ellos. ¡No! ¿para qué?, yo quiero sólo verlos y contemplarlos ni siquiera tocarlos (quizás un poquito).
En la antigua grecia cultivar el cuerpo era muy respetado, pues bien yo lo honro, mas no el mío. Yo debo preocuparme de otras cosas, digamos del que hacer humano - donde hay infinitas posibilidades - que sin lugar a duda es muy importante.
Quisiera compartir con mis visitantes algunas de estas obras de artes. Quizás muchos terminen follando con la caricatura. Aunque sería más hermoso que la estudien. Cada musculo dibujado o mejor sobre-dibujado. Además enfoquence en el miembro - todos heteros y homosexuales - en aquel hermoso órgano que tanto se esconde. Después domínense por ese músculo erectil.
Sin embargo, no puedo terminar esto sin lanzar una subliminal: "músculo eréctil, que nos domina, que nos atrae y nos subyuga". Mejor decir los musculos erectiles. Así democráticamente la belleza se puede dibujar más extendida.
Bueno hasta mañana.
Ahora me iré a costar - de forma simbólica, poque estoy en el desierto - con el hombre más erótico de la vida, el oso-flaquito que me vuelve loco, el cerebro-pene más tierno y más inteligente que conozco. En definitiva la obra de arte hecha a mi medida. Mi pololo.
 
posted by Vicente Moran at 3:19 a. m. 0 comments
martes, agosto 09, 2005
Es quizás uno de los misterios que más enloquece a los seres humanos. El dolor como emoción, como un ente perpetuo de nuestra esencia. El dolor aparece plasmado desde que sabemos escribir, puede ser que de antes; sin embargo, no tenemos manera de averiguarlo.
Sus infinitas facetas. Desde aquellas descarnadas, sentidas en las propias víceras, hasta otras totalemente racionalizadas, y por ende las más dolorosas.
Un ejemplo propio, y lo digo con un desgo de vergüenza, es cuando me piden ser algo que no puedo. El dolor al olvido de mi espíritu. Cuando quieren transfigurar la esencia de este minúsculo ser humano, en un ente perdido por la eternidad. Causa dolor, un dolor indescriptible. Y seré más preciso: te piden, te exigen, te manipulan. Todo con el objeto de obtener los beneficios netos, per se. Nada más a cambio que las condiciones superpuestas sobre tus pequeñas "objeciones". Te transformas en una marioneta del todo, y ese todo puede ir desde una persona a la que amas o quieres, tu trabajo, tu narcisismo, el egoismo, y hasta quien sabe tu voz interna. Aquello busca doblegarte y harcerde ti un esclavo - fantasía eterna de la humanidad - porque la esclavitud, no sólo se proclama como "El Poder" de disminuir la dignidad humana, sino que es recíproca, causando dolor en ambos nichos, contrapuesto en sus necesidades. Así mientras uno quiere ser servido con placer - y aún cuando el esclavo se entregue en forma vaciadora - el otro sólo anhela su libertad, para doblegar a otro y así sucesivamente causar otras fuentes emanadores de dolor.
La salida es precisamente, virar a la derecha, puede ser a las estrellas, o donde te plazca, sólo debes salir de aquella fangosa y asquerosa situación. Debido a que el dolor - hiedra perenne y mortíefa - arrancado de guajo, es paradójicamente el placer más grande de todos. Un sublime y supremo deseo, sólo accequible para los iluminados, aquellos que pueden olvidar el pesar y vivir el dolor con alegría.
Lo más probable es que por mi estupidez, nadie vea el dolor en mis palabras. No obstante, lo poseo, vive en mí, ahora en este momento me duele, me duele el interior, mas no fisiológico, sino mi espíritu.
 
posted by Vicente Moran at 2:07 a. m. 1 comments