miércoles, octubre 31, 2007


(LA HISTORIA DEL ÚNICO HUEMUL BLANCO Y SU LUCHA CONTRA EL MALVADO SR. MATTE, VILLANO QUE QUIERE DESTRUIR LA PATAGONIA CON MEGA CENTRALES HIDROELÉCTRICAS)
Huemulito asintió con un meneo de cabeza, que confirmaba lo que su madre le había comunicado; sin embargo, no podría imaginar ni siquiera, que tales criaturas “Los Joshil” existiesen, no comprendía que tales seres destruyeran su entorno, lo encontraba estúpido y tonto, ya que luego de destruir la Patagonia seguirían con la Antártida y finalmente no tendrían donde vivir. El planeta se acaba, no es infinito…
En eso estaban Jegel y su hijo, cuando Tion (el picaflor) por ser el más veloz fue avisar que la reunión había concluido y que el plan era genial.
Salió calafate magnánima hacia el claro, toda risueña, ya que K-rrén y Kox la iban alagando su belleza, tratando de obtener un mágico beso en la mejilla.
- ¡Ya basta! De tanta fanfarronería, aquí estamos para trabajar y luego hacemos fiesta. A parte de bautizar a nuestro nuevo integrante debemos planear la forma de detener a este hombre tan iracundo, como abrirles los ojos y enamorarlo con esta parte de la tierra. Ay será difícil, será quizás imposibles, mas moriremos todos en el intento.

Calafate se acercó entonces al huemulito, por primera vez, sacó sus manos que eran de canelo y lo tocó para proclamarlo con el nombre de Hosh en honor al Dios de las nieves eternas. El nombre le era homónimo de su pelaje níveo y todos los seres estaban contentos, especialmente el Dios Hosh, que con su cara, barba y pelo blanco y sus ojos azules de glaciar miraba con orgullo a su nuevo hijo (adoptivo) Hosh junior.

- Bueno ahora vendrán los poderes y como tú Hosh eres el padrino serás el primero en darle un poder especial. – Pronunció Calafate. Entonces el Dios Hosh sacó un trozo de hielo milenario del campo de hielo norte, que era de azul brillante y profundo.

- Querido Hosh, estos hielos son la prueba viva de la pureza de la tierra. En ellos está escrita la historia de nuestro entorno y hoy en día cada vez retroceden más. Ahora mis dominios son menores, así que yo Hosh: Dios de la nieve y el hielo, te dotaré con el poder mismo del frío. Así nunca sucumbirás a las bajas temperaturas. Tu pelaje será el más tibio y hermoso de todos, y cuando te encuentres bajo peligro en mis dominios encontrarás paz y una salida a la amenaza de los Joshil. – En ese momento, notó que su pelaje se tornaba de un blanco tan puro y cálido, que la sensación de confort lo colmó.

Luego calafate dio la oportunidad a Shenú, que se acercó con cara de meditación tratando de imaginar con que poder iba a dotar al nuevo Huemulito. Una vez que se le ocurrió se preparó con los brazos abiertos, y con su voz profunda y potente concedió el poder del entendimiento entre él y el Huemulito, y entre todos los animales del bosque, de esa manera siempre podrían prevenir al Huemulito sobre posibles peligros. Además Shenú podría por vez primera hablar con una creación de calafate. Shenú estaba contento, porque con aquel don llegaría a ser el mejor amigo de Hosh, el Huemul blanco.
Después se acercó K-rrén que era tan brillante, que Hosh no pudo mirarlo a los ojos, ni siquiera sabía como era, y este espíritu tan importante para todos no dijo nada en voz alta, sólo habló mentalmente con Huemulito Hosh, comunicándole que el poder que le otorgaría no sería nada sobrenatural, y que sólo le regalaría “LUZ”, para que así pudiera hacer surgir vida donde él quisiera.
Huemulito Hosh no comprendió muy bien a que se refería, y de un momento a otro dejó de pensar en el poder de K-rrén, ya que se acercó K-rreh la Diosa luna, la cual poseía una cara horrible a causa de una pelea entre ella y K-rrén. Eso había causado que existiese el día y la noche. No obstante, hoy por hoy, ya eran grandes amigos y cada uno reinaba sobre la tierra en ciertos momentos.
K-rréh era un poco lúgubre y malévola, su rencor hacia el sol (K-rrén) la había transformado en la Diosa más nefasta, y jamás había logrado encontrar su parte bondadosa, a cambio le robaba luz al sol para brillar y tapar un poco su fealdad.
K-rréh se acercó al huemulito Josh, y todos los Dioses miraron recelosos. ¿Qué es lo que ella iba hacer?, ¿qué tipo de poder le otorgaría?.
- querido Josh, las mareas son mis dominios y son parte esencial del equilibrio para la vida, con ella doy vida, pero también la quito; sin embargo, aunque todos estos ineptos me crean malévola y oscura, yo igual soy una guerrera contra estos nuevos enemigos, especialmente de ese tal Matte, que busca cercenar y mutilar a mis primos los Ríos. Así mi obligación será cuidarte cuando cruces por las aguas, le pediré a Kox (Dios mar) que nos apacigüemos y te dejemos seguir rumbo a tu destino. Y además podrás llamarme en la noche y pedir la ayuda de mis rayos tenues, para ocultarte y perderte en la inmensidad de los bosques de Lengas. En la noche jamás estarás sólo, porque yo siempre estaré tras de ti.

Todos suspiraron apaciguados cuando escucharon el discurso de K-rréh, y ver que estaba con ellos en contra de los taladores y constructores de hidroeléctricas dentro de sus dominios.
PD: las fotos son un montaje de como se vería la patagonía con las represas. La segunda es del río Baker, aún sin represas, y espero que siga así por siempre...
 
posted by Vicente Moran at 1:11 a. m.
1 Comments:


At noviembre 06, 2007 12:25 p. m., Blogger Francisco Joaquín Marro

Me encanto tu historia..y sí, es una cochinada lo que se hace en pos de ganar dinero.... con el cuento de "nos beneficiará a todos" terminan endilgándonos monstruos de infraestructura desproporcionada y contaminantes, pa concha.....le dare una revisada a tu blog.