miércoles, octubre 10, 2007

(LA HISTORIA DEL ÚNICO HUEMUL BLANCO Y SU LUCHA CONTRA EL MALVADO SR. MATTE, VILLANO QUE QUIERE DESTRUIR LA PATAGONIA CON MEGA CENTRALES HIDROELÉCTRICAS)

En el fin del mundo también existen aquellos personajes creados por Beatrix Potter. Sí, porque en la Patagonia una infinidad de seres mágicos habitan sus recovecos. Y con el propósito de abrirles los ojos, a ustedes los flojos e insensibles lectores, les contaré una historia de este mundo, de este pedazo de tierra que debe ser protegida de las ideas malvadas y destructoras de su principal enemigo: el diabólico Sr. Matte, que como vil villano planea destruir el sur del mundo construyendo mega centrales hidroeléctricas, sin otro fin, sino que hacerse más rico.
La Patagonia es un lugar donde la magia y los seres imposibles aún gobiernan. El bosque y sus habitantes guardan milenarias leyendas, mientras el silencio de la nieve y el ruido de las cascadas son las encargadas de vigilar y resguardar los tesoros de estos parajes. Hoy están bajo peligro, así que sentaos y no olvidéis jamás lo que leerás, porque esto podría pasar.
Hace mucho, pero mucho tiempo, en un bosque encantado del fin del mundo uno de los últimos seres mágicos, que habitan nuestro planeta, vino a ver la luz reflejada en un maravilloso lago del sur del mundo. Al abrir los ojos y aclarar la vista pudo percibir la humedad fría de ese bosque único, que despertaba escarchado después de una noche gélida y borrascosa. Las Lengas estaban adornadas con barbas de viejo y brillaban con su rocío cristalizado. Poco a poco los sentidos de este nuevo ser se fueron agudizando, y al sentirse seguro junto a su madre que lo limpiaba y acariciaba con esmero, comenzó atisbar con asombro a las demás criaturas del bosque. Así oyó millones de ruidos nuevos, mas uno lo intrigó y asustó en demasía. Éste bajaba desde los hielos eternos de las montañas rugiendo su bastedad en el confín del mundo. Era Shenú el Dios del viento, que había comenzado a anunciar el nacimiento de esta hermosa criatura. Al sentirse amenazado metió su cabeza entre las patas asustado y tembloroso. Shenú no acallaba y seguía rugiendo entre medio de las hojas de los árboles.
- Es Shenú hijo, está contento por que has nacido, y está proclamando la noticia a todos los animales y seres mágicos del bosque. Ellos vendrán a conocerte, no temas, Shenú es omnipresente. – Le proclamó su madre solemne, al ver la preocupación de su hijo.

Cuando ya hubo acicalado prolijamente a su última esperanza, la madre tomó a su bebé y lo condujo a un claro del bosque para presentarlo a los animales y seres del bosque. Este era el último Huemul nacido hacia bastantes años, y en sí era la gran esperanza para los de su especie y para toda la Patagonia.
 
posted by Vicente Moran at 12:38 a. m.
1 Comments:


At octubre 11, 2007 11:33 p. m., Blogger Calt

Uuhhhh, y se salvo?...
q lindo escribe ud señor me encatn tus historias.

UN alago , Gracias por tus letras hermosas.

Espero q la proteccion de este pais no solo de sus limeites se preocupen los gobiernos si no q tb de l atierra q nos rodea.

Politica: El humanismo es nuestra unica esperanza.

ABRAZOZ.