viernes, mayo 25, 2007


La HIJA en el norte bajo un cielo estrellado:

(interprétese como grito eufórico con una tonalidad llorona de niña rubia cuica fundía y manipuladora)

...hoy venía en la micro pobre (de esas que habían en los años 80 en Santiago, como la Cerrillos-Maipú, la Pila-Recoleta, o la Pablo de Rokha-La Pintana) que son grito y plata acá en Vallenar y sólo cobran la módica suma de 150 piticlines (con la "ese" arrastrada y marcada), hacía el centro, después de la pega, agotada y extenuada de tanto escuchar cosas desfavorables y mirar bultos juveniles que jamás en la vida podría pensar en poseer, por lástima. Y así pensaba en lo íntima que es la relación de nuestros tubos digestivos con los penes maravillosos y groseros de los hombres bigotones, cuerpudos y envolventes que solemos poseer.
Se ha fijado mami en lo estrellada que es la reacción de nuestra mente femenina en el momento exacto en que ese maravilloso pene atraviesa el umbral de nuestras existencias. Para ser menos poética, cuando el pedazo de pico que nos estamos comiendo está todito dentro, palpitando, encontrándose cara a cara con el interior de aquel tubo, que con sus movimientos circumbirúmbicamente anatómicos, lo recibe entre sus fauces, lo acaricia, lo engulle y luego lo desecha, muerto, inservible, sea por cualquiera de ambos extremos golosos. Usted sabe, nuestro tubo digestivo es amplio, generoso y contenedor, abierto, caritativo, comprensivo y jugoso, succionador, abrasivo, mucoso y salivoso, dilatado y abierto. Características las cuales hacen de una, una mujer de bien, una mujer de verdad, estruendosa y transgénera.
Ay mami, estoy tan necesitada y anideseosa que sólo pienso en eso, o cómo dice el célebre grupo musical Korn: All Day I Dream about sex (ADIDAS), pero en fin, la vida continúa y tiene muchos aspectos interesantes también aparte del pico, dijo la wueona, por ejemplo, los pectorales velludos de un hombre, las extremidades fibrosas y torneadas, una espalda amplia y marcada, unos glúteos proporcionados y levantados y bueno otras cosas importantes también que no voy a mencionar ahora porque no es el objetivo de este mail.
La idea más que cuchichear como cotorras que somos, es que comencemos a idear un libreto algo divertido que pueda divertirnos a nosotros mismas y luego a algún grupo de locas que nos escuchen y aguanten el palabreo entrete que ha de generarse después de todo esto. Venía inspirada, pero el frío y el hambre me mataron. Me voy a comer y dormir, anideseosa y soñadora...
Muack, muack, muack, muack, muack, muack (al estilo “Volver” de Almodóvar)

La MAMI en Chillán en medio de la bruma y el frío.
... Sin embargo, aquel deseo suspendido en cuentas de perlas doradas del pacífico, no puede terminar con un: ¡estoy anideseosa!, pues como mujer latinas que somos debemos buscar nuestra fuente exultante de placer (corporal y espiritual). Claro, dirán las locas de la vida - inclúyase a heterosexuales locas que también existen - que una sólo anda pensando en la cosa. Pero quien no. Mientras los otros piensan en ese orificio llamado vagina, nosotros pensamos en ese pedazo de carme mustio que espera a ser resucitado por nuestras artes amatorias. Yo creo que la tengo bien instruida, aunque una como madre sabía oriental, siempre se guarda un secreto bajo la manga, ese misterio chiriloca que viene en una, en los genes. Por supuesto usted como hija verídica mía encontrará la respuesta de aquel método para dejar turuleque a un hombre y así dejar de ser anideseosa y pasar al bando de las satisfechas. No obstante, existen algunas, como su tía, que melodramáticamente y con llanto dibujado de geisha, siempre encontrará consuelo penil (la suerte de algunas que ponen cara de pena y listo).
Así pues mientras unas viajan en aquellas micros de antaño, que recuerdan esos viajes apretados de hombres trabajadores, con penes expectantes y USTED con ano servicial, yo ando en bicicleta como francesa ecológica en medio de la niebla de un Chillán invernal; levantando el poto y escuchando a las Pussy Cat Doll´s para encandilar con mi curvilínea figura a los automovilistas y reírme, cual cruela de vil, cuando unos de ellos choca a causa mía, ya que una siempre, siempre debe sentirse la más linda.
Ya basta, ya basta de hablar de penes. Mi hombre está lejos y debo recurrir a artes amatorias misántropas, con ungüentos indígenas y accesorios varios. Es obvio que muchas se escandalizarán, pero a mí maní. Total un buen dildo no le hace mal a nadie. Yo tengo uno y como soy buena madre lo lavaré con cloro y se lo prestaré para que se lo lleve a Ovalle y cuando esté anideseosa váyase a los cerros, allá donde las estrellas se ven tan linda como una. Fúmese un pitito de esos bien natural y vuele por el firmamento imaginándose sobre aquel falo de goma negra. No se olvide, eso sí, de lubricarlo, sino duele un poquito, un poquito no más, ya que una siempre regresa a la belleza de la virginidad cuando llega a tocar ese pedacito de paraíso llamado Clímax.
Ay ya me voy acostar. Usted sabe hija que toda mujer debe cumplir ritos de belleza antes de meterse al sobre de la cama. Primero el lavado con el jabón de rosa de mosqueta (secreto de abuela), luego el tónico astringente para cerrar y desinfectar los poros, luego la crema para los párpados y el contorno de los ojos (Lancome) y enseguida la crema de cara con colágeno y esas esencias de quizás que animal. Después hay que poner una canción ad-oc, a mi me gusta ahora esa de Massiel "el amor". Y así una lentamente comienza a sacarse las joyas. Primero los aretes de platino con perlas rosadas del mar rojo, después el collar de diamantes rojos, las pulseras varias de plata con incrustaciones de rubíes y zafiros, la tiara de ópalos con detalles de amatista y lápiz lazuli y dejándose sólo el anillo del amor (que puede ser imaginario). Luego la ropa: la blusa, la falda con decorado a mano, las enaguas de encajes, los sostenes Push-up, el colaless y por supuesto uno debe mirarse al espejo desnuda para saber que aún es bella. Tomar la bata de seda y finalmente meter las anti-ojeras al refrigerador, para así ir a trabajar estupenda y sin cara de sueño - Para aquellos que no tengan sirve una cucharita en el congelador - ...
Ya, ahora sí, Morfeo ha venido por mí y necesito ir a dormir (ay salió rima
).
 
posted by Vicente Moran at 1:30 a. m.
1 Comments:


At octubre 25, 2007 12:36 a. m., Blogger lividel

todo lo que escribes es Exelente, muy bueno me gustó mucho,
con respecto al clasismo chuquicamatino, se da en todo Chile, pero el resentimiento y echarle la culpa a los demás por no tener estudios es muy fácil, somo 5 hermanos, todos profecionales,estudiamos con crédito fiscal porque el que quiere puede, mi madre sola nos crió con su sueldo de operaria en una fábrica de pescado, aveces no teníamos ni para comer. mi marido tb. estudió en la U. hoy es supervisor, su padre fue un obrero pampino, sus 3 hijos son ingenieros con mucho esfuerzo se le dobla la mano al destino, vivo en calama en una de las villas de los supervisores, en una casa grande y hermosa. ¿ Si ganaras el dinero suficiente para elegir ¿dónde vivirías? ¿si te sacaste la cresta estudiando y te quemaste las pestañas mientras otros se la farreaban todas ¿te sentirías culpable? la falta de oportunidades era para unos pocos los demás se la farrearon. y cada uno está y tiene lo que se merece.