sábado, mayo 12, 2007

Efecto N° 2:
Hace tres días decidí gastarme todo el dinero, que este sistema me permite. Tengo a mí haber: dos cuentas corrientes, dos líneas de crédito, dos tarjetas VISA, además de varias tarjetas de multitiendas como Fallabela, Ripley y almacenes Paris, que a su vez prestan dinero. En total unos 10 millones de pesos chileno. Si a lo anterior le sumo los créditos que puedo solicitar al Banco de Chile y al Banco Santander, me convertiría por un breve periodo, en un nuevo rico. Un total de 30 millones de pesos para gastar, para comprarme ropa, para contratar al mejor prostituto e invitarlo a salir durante una semana, para viajar por los cinco continentes, para comprarme joyas y luego regalarlas a mis hermanas y madre. Y por supuesto plata para que me piten desnudo.
Ahora me imagino que se preguntan por qué he decidido hacer esto. Bueno, sinceramente, no es idea mía sino de un tailandés; como buen chileno todo lo copio. Este individuo hace tres meses comenzó una cadena por Internet. En ella relataba su cansancio perpetuo, sus angustias reiteradas, en donde se repetían los ciclos de endeudamiento y pago de las deudas. Todos los meses buscando dinero para alimentar a los suyos, para vestir y cancelar el alquiler. Así, navegando descuidado lo encontré y me propuso endeudarnos hasta el infinito, reunirnos en una isla paradisiaca y suicidarnos. Al principio lo encontré descabellado, o simplemente una idea de un orate arrancado del siquiátrico; sin embargo, después de un tiempo y mientras visitaba constantemente su blog, me fui percatando que muchos otros alrededor del mundo iban sumándose al plan. Y que las causas o razones para integrarse al grupo eran muy diversas. Así descubrí que los problemas son distintos en Israel, en Chile, en Inglaterra o en Japón. Mientras en Israel quieren morir para arrancar de una guerra santa estúpida, en Inglaterra una mujer desea escapar de su soledad extrema.
Poco a poco me inmiscuí en la pandilla. La idea era pedir dinero en grandes cantidades a cualquier entidad y luego gastarla durante dos semanas, para después reunirnos en Tahití en una playa a media noche, y bebernos litros de cianuro.
Ahora han pasado una semana y media. Estos días han sido los más emocionantes de mi existencia. Respirar libertad bajo tu piel y sentir que cada segundo tú lo manejas a tu antojo. Hasta cada cagada tiene poesía, posee un sentido subliminal de lo que nuestro ser imaginario y sicótico nos dice. En este instante, mientras cientos de humanos están preocupados de ir a trabajar como hormigas, yo me encuentro en mis aposentos con una botella de Whisky, hielo y unos cigarros mentolados. Me siento pecador, casi un demonio que adrede busca la culpa. No obstante, no ha llegado y pienso en el calentamiento global. Tal vez este fenómeno es el culpable de mi futuro suicidio. Hasta diría que me siento como un Leming, esos roedores que se tiran por lo acantilados cuando su población aumenta de manera exacerbada.
Al mismo tiempo me digo que nadie va a cambiar, y aunque me critiquen de pesimista, no tengo razón para creer o esperar que los demás mediten sobre el futuro de los habitantes de este planeta. En 4 días más parto a Tahití. Estoy siendo muy feliz…


Tip N° 2 para evitar calentamiento global:
Corto y preciso: vaya a un parque y dese el trabajo de buscar diferentes semillas. Trate de recolectar las de flores, árboles y cactus. Sino encuentra o le da flojera salir a buscar, por favor trate de guardar las semillas de las frutas que consuma. Sino come frutas, entonces, mejor no siga leyendo.
Aquellos que sí hayan buscado o conseguido o recolectado semillas, luego deben salir a buscar tarros viejos en cualquier basurero de la plaza o mejor aún ir a buscar tarros en los ríos de su ciudad, así aprovecha de limpiarlo un poco (además lleve una bolsa de cartón y recoja los papeles y otros desperdicios que encuentre). Después con paciencia y tiempo reúna todos los desperdicios orgánicos y tierra, para así fabricar una materia orgánica de calidad. Plante con amor y esperanza las semillas. Riegue de vez en cuando la maceta. Decórela con greda y colores ocres. No se olvide de hacer un orificio en el fondo del macetero, de lo contrario no crecerá nada. Y bueno, con el tiempo y de a poco una cosita chica de color verde empezará a emerger desde esa tierra. Se sentirá como mago – recuerde que debe colocar su maceta al sol de vez en cuando, ya que como todos los seres vivos, las plantas necesitan calor – al contemplar ese milagro llamado germinación. Según lo que haya plantado puede que termine con un girasol en su cocina, o con unos gladiolos, unas rosas, unos crisantemos, unos clarines, y quizás, quien sabe, hasta con una orquídea en peligro de extinción. A veces en vez de flores, aparecen arbolitos en miniatura. A éstos sí que hay que cuidarlos como oro. Esta relación será más larga y además deberás buscarle un sitio para trasplantarlo en un lugar donde pueda crecer hasta que sus tataranietos lo vean grande.
Todo lo bueno de esto es que al menos inyectará un poco de oxígeno a la atmósfera, así se evitará un poco el calentamiento global y además sentirá esa sensación de ver como crece un ser vivo frente a sus ojos… Pruébelo no se arrepentirá.
 
posted by Vicente Moran at 2:15 p. m.
2 Comments:


At mayo 14, 2007 8:42 a. m., Blogger Alma

NO!! no lo inventé yo, que más me hubiese gustado pero es asi no mas, y si son en su mayoría hombres aunque no nos guste a las mujeres el hombre estructuralmente está hecho para contener en sí fuerzas que en la mujer no se puede... estamos para otras cosas.. en todo caso el sexo en nosotros los menos evolucionados no tiene mucha importancia, aun estamos haaartos escalones más abajo por lo que estamos aprendiendo y nos tocará en sucesivas vidas a ser hombre o mujer de acuerdo a lo que nos toque aprender...

No te preocupes sólo quedé de una pieza cuando el Dr. Qu.. me dijo que venia tal persona (tu nombre) ...tenia la esperanza de que por casualidad vinieras a la facu pero no fue.. ademas supe lo de la puerta que se cerró jejejejee... nada... no te preocupes por mí jamás se sabrá nada...

Un beso y mi esposo y mi hijo todos los días me dicen lo mucho que me aman... soy una mujer bastante afortunada...

cuidate y te sigo leyendo...

 

At mayo 15, 2007 9:14 a. m., Blogger Alma

AHAHAHahaha si lo supe.. pero yo shhhh espero que para la proxima te des una vueltita para tomarnos un tecito y galletitas como las viejas añejas :D

cuidate mucho y alejate de las llaves!!!ahaahahaha

nah bromis... nos vemos...