viernes, mayo 12, 2006

Las mañanas son las mismas de siempre. Mis ojos pegados con las legañas ocres de mis lágrimas. El espejo trizado dibuja mi cara que desearía no tener. Y el futuro incierto de los desamparados es como la hiel amarga que emana de mis entrañas. Siempre sostengo entre las manos a “Marianela”, aquel libro sagrado de amor famélico para con los desdichados. Lo lanzo lejos y me pregunto mil veces: ¿porqué nací?. Y mil veces la respuesta es nula, simplemente un silencio lúgubre que brota de mis neuronas. Un caos generalizado entre odio y autocompasión.
Autocompasión al revisar atento la revista “Caras” o “caritas”, que me patea donde más me duele: en el ego destrozado por la belleza cegadora de aquellos afortunados. En esa magnífica y famélica belleza. Es entonces cuando me cuestiono por donde empezar, si todo, absolutamente todo corroe para los que somos fantasmas de mil óperas supremas.
Mis óperas serían un exceso, un grito apabullante ribeteado de dramatismo teatral. Así que es mejor, que acate la orden de las campanas a medio día e insertarme bajo el subsuelo, en las húmedas mazmorras de mis catedrales, y bajar confundido entre las bondadosas gárgolas, para disfrutar de las luces fantasiosas (cegadora) de los bellos. Por las tardes sólo leería, releería y rerreleería escabullido en la quietud, vestido de monje y en compañía del olvido y el rencor.
Rencor amasado con dulzura. Una receta venenosa que jamás me saldría, porque al segundo día volvería necesitado de las manos amigas, que acarician con rechazo esta amalgama de humano que soy. Esta tontería del azar que el mundo vio nacer. Este demonio en potencia, reciclado en un ser humano vuelto a nacer.
Nacer de nuevo. Volver a la inocencia primigenia, aquella donde todos “aparentemente” somos iguales. Volver al ronquido estertóreo, que precedía al sueño de la verdad. Donde las fisonomías se mezclan y cocinan con el mito. Por eso cuando era chico el espejo me dejaba ver mi belleza, tan única y rara.
Rara es mi imagen. Extraña y hasta mitológica diría yo. Pertenezco al mundo fantástico de “Tolkien”. Quizás sea pariente cercano de los centauros y los unicornios. Quizás el amor de mi vida sea un elfo encandilado por mi sabiduría asimétrica. Por mi elocuencia e inteligencia. Y yo feliz por tocar ese suave cuerpo, ese rostro perfecto. Mis manos temblorosas, y un clímax debutante.
Asimétrica es mi apariencia, discordante y llena de imperfecciones, como si a “Miguel Ángel” le hubiesen encargado un ser inexistente. O tal vez "Van Gogh" con sus ojos dichosos vio en mí colores inexistentes. Sin embargo, ninguno imaginó, que un día existiría su obra de arte en mi persona.
Mi persona frente a la realidad y no a golpes para con los sueños. Mi persona tras las letras sin sentido. Viviendo o sobreviviendo al latigazo sin compasión, que la vida me ha ofrecido. El karma estúpido de los hindúes. ¿Habré sido tan malo en mis vidas pasadas?. Ni siquiera nace en mí, la idea del castigo divino, y aún así cada día me pregunto, ¿dónde está mi lugar?.
El lugar que deseo es simple, en medio de la sociedad, junto a un ser amado, tocándome con dulzura y sonriendo de felicidad, al enterarse, que en sus brazos yace el hombre que más lo adora.
Y adorar no como a los dioses (tan irreales e imperfectos), sino como devoción perpetua, fraguado en la esencia de nuestra existencia (la mía y la del afortunado a quien yo ame).
Reacciono con un escalofrió intenso a las baldosas del baño y el espejo aún sigue trizado. Me aburro de esa realidad.
Aquel domingo compré un nuevo espejo. Uno de cuerpo entero. Me observé detenidamente. Las huellas de las malformaciones y siguen intactas, como papiros milenarios, escritos jeroglíficos ininteligibles o misterios propios de mi persona. La cuenca vacía del ojo que perdí queda adornada con el azul zafiro que adquirí y la mirada perdida en la luna. Mis labios finos o lo que quedaron de ellos se pelean con la barba rala tirada al achunte. Mi nariz radiante con aquella perfección de boxeador borracho. Y así prosigo con mi cuerpo, cada parte con su cuento.
He decidido salir y todos me miran y sé que ven en mí, un ser único, tal vez un sueño hecho realidad. Y lo sé porque escuché: mira papá los duendes existen, mira mamá los gnomos existen, mira mamá un ser mitológico. Ése soy yo, esa belleza única, que puede que jamás nunca se vuelva a repetir y que haye en mí la extinción.

PD: ¡en qué momento ese espermatozoide sicótico fecundo al malogrado óvulo!.
Dedicado a los Drag Queen, a mi padre quemado en Korea, a los niños victima de las guerras y los nacidos con malformaciones en Chernobyl.
Las fotos son de niños después del desastre de Chernobyl.
 
posted by Vicente Moran at 12:41 a. m.
8 Comments:


At mayo 12, 2006 10:59 a. m., Blogger C.-

Vicente, es bueno ver como te superas día a día en tu escritura...realmente admiro sanamente tu talento...
Felicitaciones y
fuertes imágenes se me vinieron a la cabeza---

 

At mayo 12, 2006 12:46 p. m., Blogger EDUARDO CAVIERES

Mi querido Vicente, me alegra que mediante la escritura logres sacar eso que tanto te atormenta y te hace sufrir.

Si te sirve como un poco de consuelo, todos llevamos "la procesión por dentro" con la diferencia que yo la trato de esconder siempre siendo alegre y animando al resto.

Cariños, y cuenta conmigo, Eduardo.

 

At mayo 15, 2006 9:51 a. m., Blogger C.-

bueno anota y borra plis
mitosx@hotmail.com

 

At mayo 15, 2006 3:31 p. m., Blogger Alma

hay cariño leerte, leerte lo extrañaba...
tienes una forma muy especial de decir sin eufemismos lo que a veces nos cuesta tanto decir...
lo feo, a veces es indiferente de las formas, es parte de un todo que lamentablemente es dificil de esconder... aunque pongas las manos sobre tus mejillas y escondas el rostro en el pecho, la fealdad te salpicará completamente el espacio circundante...
horror lo de aquellos que le ha tocado no solo ser deformes o feos a los ojos de los otros, sino que lo más terrible es cuando se han hecho conscientes que lo que son...

besos

 

At mayo 16, 2006 11:17 a. m., Blogger Alma

cariño te agradezco profundamente tu invitación y creeme que si las circunstancias fuesen otras iría feliz... soy de concepción y con mi bb pekeño es muy dificil viajar...

ese cumpleaños va a ser genial eso te lo firmo...

besotes y abrazotes páselo de lujo...

 

At marzo 16, 2007 6:34 p. m., Anonymous Anónimo

Where did you find it? Interesting read »

 

At enero 10, 2013 5:51 p. m., Anonymous Anónimo

http://site.ru - [url=http://site.ru]site[/url] site
site