martes, diciembre 25, 2007

LA HISTORIA DEL ÚNICO HUEMUL BLANCO Y SU LUCHA CONTRA EL MALVADO SR. MATTE, VILLANO QUE QUIERE DESTRUIR LA PATAGONIA CON MEGA CENTRALES HIDROELÉCTRICAS

Camino a la sauna fueron entretejiendo una conversación fascinante. Ambos con historias tan distintas por contar. Mientras Matte conocía el mundo como la palma de su mano, Hosh conocía al mundo verdadero, aquel con árboles y misterios de la naturaleza. Matte sólo se había mantenido al borde de lo natural, más como un parásito de las ciudades de cemento. Entre rascacielos había crecido y nunca se había sentido inferior a otro ser, simplemente había nacido para ostentar el poder. Hosh encontraba sus palabras poco sabías y aunque Matte trataba de agradarlo con sus infinitos conocimientos del saber humano, su integridad como tal ya no existía. Craso error cometió Hosh, cuando trató de preguntarle sobre el amor y el significado de la amistad. Para Matte todo aquello había muerto y correspondían sólo a un proceso natural sin significado. Sus emociones neutras y robóticas compadecieron a Hosh, entonces pudo ver a su principal enemigo con ojos de ternura y lástima.

- Ya llegamos, es aquí el 282. Dicen que es el mejor Sauna gay de Santiago – anunció con voz triunfal el desfallecido Señor Matte.
- Bueno entremos sino se nos hará "muy temprano" y no podremos conocernos mejor – apuró Hosh que ya tenía el plan más que urdido y cogiéndolo del brazo ingresaron al congestionado sauna.

Sus ropas guardadas en los casilleros y ambos desnudos observando aquella anatomía deseada. Hosh en su interior pensó sobre las ventajas y desventajas que tenía convertirse en amante de su enemigo. Las pequeñas toallas taparon sus rabos y se dirigieron a la pequeña piscina con burbujas de placer. Mirándose a los ojos ingresaron en aquella agua clorada y tibia. Matte acercándose a su presa intento obtener el beso del triunfo, pero Hosh sintió aquel aroma a jabón rococó y se alejó apestado por el olor a edad. Mirando enojado Matte comprendió que su años ya pesaban a la hora de enamorar. Así que jugó su segunda carta y mientras Hosh se encontraba mirando el bar del lugar, Matte posó suavemente en el muslo de Hosh su pene lleno de sangre. Hosh asombrado por aquel grosor, por primera vez sintió ganas de placer. Hasta ese momento simplemente era un ser mágico de bosque, mientras que en este preciso instante estaba pronto a traspasar el umbral de la vida terrible de la humanidad. Aquella situación insostenible alrededor del mundo de frialdad y sin razón.
Con valentía lo agarró del cuello y plantó sus labios tibios y tiernos sobre los de Matte, que ya no poseían ese color rosado de la juventud. Matte sabía a pudrición espiritual y entre asco y deseo Hosh bajó las manos y agarró su miembro con fuerza.
Arriba ingresaron en una cabina de pequeño tamaño. Los abrazos se hicieron de fuego. Los besos con remilgos fueron arrancados de los labios de Hosh. Los cuerpos en sudor y Hosh sintiendo por primera vez aquel calor del deseo que se originó en sus entrañas. La saliva de Matte en el orificio de su ano. Las pulsaciones contundentes de sus músculos cavernosos lo hicieron voltearse y quedar mirando la pared con la postura exacta para la embestida. Matte por primera vez en mucho tiempo sentía que aquel animal del deseo era el correcto; su alma gemela, aquella que se acoplaría exactamente a la suya. Y con valor tomó su grueso miembro, a punto de explotar y lo introdujo decidido en el ano deseoso de Hosh, el cual con dolor dejó que el hombre más frívolo del mundo recibiera un poco del calor de la naturaleza…










 
posted by Vicente Moran at 7:56 p. m.
0 Comments: