domingo, octubre 16, 2005

Únase en una hoyita 1 taza de harina de trigo, de las más baratita, ciérnela para sacarle los gusanos y las moscas muertas. Luego añada 2 ½ cucharada de mantequilla, sino tiene mucha plata como yo, puede sustituirlo por aceite quemado de otros días, grasita de pollo fundida, que puede encontrar en las afueras de los negocios de comida chatarra – debe ir como a las 12 de la noche, ahí encontrará las más exquisitas sobras del día – o en los restoranes cuicones de providencia. Luego añada 2 cucharaditas de azúcar, ojalá sean tres porque así queda más dulce y rica la cosa. Posteriormente debe salir a robarse un huevito, en la feria. A veces unos hombres buenos y dadivosos le podrán regalar algunos, debe poner cara de pena y hambre, sino vaya donde el gordito, que le permite hacerle el trabajo de gritar por él en la feria, quizás hasta le regala un kilito de plátano, que le servirá para después.
Todo lo anterior lo amasa amorosamente, con paciencia y sin pensar en cabezas de pescado o pollos, porque sino se empala la masa y hasta ahí no más llegará. Luego cuando tenga entre sus manos una masa suave, amarillita y esponjosa, estírela con una botella de vinito a modo de uslero hasta que quede finita y corte rectángulos de 15 x 10 centímetros.

Relleno: fíele a alguien dos plátanos, aunque espero que el de la feria le regale uno, no importa que esté medio machucado y pasado, ya que con el fueguito se matan los bichos y hongos, y además que ni se nota. Entonces proceda a cortar en rodajitas el banano y colóquelo al centro de la masa. Y aquí viene la parte difícil, debe conseguirse mermelada, sino la conoce es una cosa que hacen con la fruta y azúcar, media cara eso sí. Así que le recomiendo ir a un supermercado y sacarse una a hurtadillas, esperando que no la pillen. Lo otro que puede hacer, sino desea cometer un robo, es recolectar en la vega todas las frutas posibles; las que están con tierra se lavan y listo, y las podridas se les corta lo malo y sirven igual. Las coloca en una olla – previamente debe hacer un fuego con palitos bien ardiente – y las cocina con poca agua y harta azúcar, y si no tiene azúcar cagó; mejor pensemos que se la consigue.
Volviendo con el rollito. Después sobre las rebanadas del plátano negro deposite una cucharadita de mermelada de tutti-frutti, con amor y sonriendo, para que salga alegre como usted el dulce del amor. Doble las partes laterales sobre el relleno y empolvoree con canela molida, azúcar, clavo de olor, y si no tiene ninguna de las cosas anteriores, así no más. Finalmente, para coserlas, se debe tener el fuego preparado de ante mano, primero cocinar a fuego fuerte por 10 minutos y luego apáguelo un poco con agua para que caliente menos, y deje los rollitos otros 5 minutos y listo.
Para terminar la tertulia le recomiendo unas hierbas silvestres del Mapocho, tiene que pegarse un pique hasta el Arrayán o más arriba y las encontrará. Hierva agua y coloque las ramitas y hojas en el fondo del tacho de lata y prepare la infusión con meditación.
Les aseguro que aquella tarde su hombre se enamorará de usted para toda la vida, más aún si todo eso lo realiza en un lugar tan emotivo y hermoso como son las riberas de nuestro magnífico e inigualable río Mapocho.
Suerte y espero que disfruten los Rollitos del amor.
 
posted by Vicente Moran at 1:54 a. m.
2 Comments:


At octubre 16, 2005 3:02 p. m., Blogger .:: blackbird ::.

Tan buena dueña de casa que salió!!!
Siempre tan acogedora y servicial para satisfacer los deseos culinarios de su hombre!!!

Los cocineros de la televisión deberían aprender esta nueva manera de explicar las recetas... didácticas y entretenidas.

Un beso gigante y suerte para la semana
Te quiero amigo!!!
C.

 

At octubre 16, 2005 11:54 p. m., Blogger Calt

Q lindoooo.....eso es amor puro, como los "hueseros"(de chincol a jote, pa los viejitos), impoluto, aqunue con las uñas sucias y quizas los roolitos fritos con grasa de pollo no sabrian del ideal, cuando se cocina con amol, y dulsura sin azucar, hasta el trebol del cesped queda sabrosito.
Lo de botero Obvio, entre tanta masa y amor...
Ahora igual es como la receta del balsa, pq lo q no tiene o lo pide fiao o lo roba.
Por otro lado es el esfuerzo de entregar un cariñito, (gritando en la feria pa conceguir huevos)en las riveras del mapocho.BKan UN siete.
.-ABRAZOZ-.