martes, septiembre 27, 2005

Todos sabemos que pronto se legislará sobre las areas de fumadores y el tipo de advertencia que se obligará a la tabacaleras para que la gente sepa, de antemano que se estarán quitando algunos años de vida.
Me acordé que yo soy un fumador-vicioso-empedernido y aveces porfiado. Y tengo claro que atacar al cigarro para evitar su pandemia es una necesidad. Sé que los gobiernos se ahorrarán millones de dolares en medicina y que al final es para mejor. Así que tendré que elucubrar planes idóneos para realizar uno de mis placeres prohibidos, ya que las críticas son tan lapidarias y probienen de tantos lugares que al final terminas como un pecador abatido por las bondades de la salud.
Aveces como ser humano responsable uno debería dejarlo, y hasta mi cabeza sabe que es así, pero cuando siento el humo invadir mis pulmones de manera lenta, dejando que mi cabeza se entregue a los abáteres de la nicotina. El mareo suave y chistoso se posa en mi cabeza y todo todo queda más tranquilo.
También me gusta cuando estoy cagando y leyendo algo, que placer más hermoso cuando cae el surullo y el humo sube en nubes diáfanas que llenan el pequeño espacio del baño. Es como estar en el cielo jajaja.
O cuando hace frío, en invierno, con un rico café, vestido con todos los trapos que ahora llaman "vintage" o algo así, y caminas por huérfanos viendo el subdesarrollo hermoso de nuestra sucia y alquitranada ciudad.
También cuando ando en bici, porque soy de esos que hace deporte, en mi chancha antigua roja (bien puta) y por ultimo el bendito pucho en mis manos. Tan sólo me falta colocarme una falda con tajo, para que los viejos de la contru me vean las piernas y de pasá el paquete.
En fín, escribiría millones sobre el cigarro, de hecho ahora estoy con mi colilla prendida, carcomiendose lentamente, introduciéndome sus más variados cancerígenos y yo lo miro y le digo: gracias por hacer de mi vida algo tan placentero.
Finalmente para escribir es un amiguito fiel, te da ideas y abre las conexiones neuronales, las multiplica y las acelera, por eso muchas neuronitas se mueren. Sin embargo, que mierda de la misma pollona (como españolao), a mi me gusta por ahora y seré terco aún.

PD: espero que la gente aprenda y no fume, que es malo, así seremos menos lo que sabremos lo que un buen cigarro es.
 
posted by Vicente Moran at 9:18 p. m.
5 Comments:


At septiembre 27, 2005 10:22 p. m., Blogger Calt

estoy completamente de acuerdo contigo, pues el placer del cigarrillo en su calidad de droga es un gran placer, y auqnue estoy presente sobre su daño trato de mantenerlo alejado. Mas no me gustaria q se prohibiera su venta, asi como tampoco estoy en acuerdo q se prohiba la venta de marihuana.

Creo q es muy bueno la libertad de poder elegir si quieres o no fumar.

Acuerdo, q se restrinja su uso en lugares publicos.

NO acuerdo fumar en el baño mientras te cae el mojon, jajaja, ya q encuentro q uno queda ediondo entre kk y cigarro, lo q me dasagrada enormenete.

Todo lo demás CLIK, de acuerdo.
.-ABRAZOZ-.

 

At septiembre 28, 2005 1:24 a. m., Blogger Pink Point Chile

Que vicio no provoca placer? ahora eso si ninguno es SALUDABLE.
Espero que esta ley sea aprobada tan pronto como la ley contra la discriminación la cual si va a ser un placer.. y saludable también.

 

At septiembre 28, 2005 9:33 a. m., Blogger C.-

En mi familia ha muerto demasiada gente por culpa del cáncer al pulmón, si me preguntan a mí, claro que estoy por el control, no por la restricción sin sentido en todos lados, pero si el control y la educación
Un abrazo
Clau

 

At septiembre 28, 2005 12:24 p. m., Blogger .:: blackbird ::.

Me carga que se me prohiban cosas. Por más claro que tenga que esos vicios son nocivos. Me molesta que alguien me ordena qué hacer y qué no.
Soy un fumador social, y será complejo ir a algún lugar público y que no se pueda fumar. Que se limiten bien los espacios y listo!

No entiendo el empecinamiento por discriminar. Discriminar al negro, al peruano, al no católico, al de derecha, al de izquierda, al gordo, al flaco, al gay, y ahora al fumador.

está bueno ya po!

Cariños
Tu amigo
C.

 

At septiembre 28, 2005 2:53 p. m., Blogger Amapola

De algo hay que morir...después de todo casi todo lo bueno de esta vida es dañiño. Si fuera por eso no haríamos nada, así que bienvenido sea el maldito vicio del cigarro. Ojalá no nos quiten completamente la libertad de fumar en lugares públicos; se imaginan no poder fumar en una discotheque o en un pub? yiakk! Osea no sé ustedes, pero para mí tomarme un trago sin un cigarro no va!!! Eso es como para que empiece nuevamente la era del Malón (no es malo)...
Bueno, te apoyo amigo porque tienes razón, es un placer que va contra todo razonamiento. Es nada más.
Saludos!