jueves, marzo 03, 2005
.... También he sentido miedo de varias cosas, pero al final se me van, cuando me doy cuenta que quizás hay que dejar que las fuerzas suprehumanas trabajen en conjunto con mi ímpetu, ganas, y hasta diría "Fé". Lo otro es que hecho de menos mi energía femenina. Creo que aquella fuerza fecunda y llena de amabilidad es esencial en mi ser para no caer en la avaricia y lo belicoso del espíritu maculino. Me gusta el macho, pero el equilibrio es necesario para llevar las riendas de todo. Lamentablemente, en mi país aún mandan los testículos en forma de tiranía, y como rosa de 5 pétalos me veo afectado. Sin embargo, aunque tú no lo creas la subersión del clítoris viene, y no te imagines un clítoris per se, me refiero aquella forma de ver las cosas que tiene la feeneidad. Te has preguntado cuales sontus cualidades femeninas? Todos nacemos con ellas, sólo que la crianza y esta manía patriarcal de la iglesia de las atrofia. Uno puede hacerlas crecer en su interior para que estes más en sintonía con el medio. Yo por mi parte debo tratar de cultivar mi lado masculino; es en aquel ámbito, donde la debilidad me juega malas pasadas. Es por eso que siempre me siento mal en aquellas reuniones de hombrs testosterónicos que tratan de hacerse el macho pavoneandose de forma exagerada. Aún no sé cual será la solución, si jugar su juego y hacerme el ave del paraiso - y cerme notar - o quizás ser confrontacional y plantar mis problemas existenciales de convivencia. Creo que la primera es más hipócrita, ya que muchos de estos ejecuivos en sus ojos tienen oculto "al falocéntrico que tu bien has analizado" - tú sabes de aquellas miradas - La segunda afrenda es desgastadora y es casi seguro que uno termina como un utópico lacivo, medio morboso a los ojos píos de nuestros apostólicos congéneres. !Qué difícil amigo mío!!! Me da la impresión que tus problemas van por otro lado; esto porque has tomado el camino paa obviar todas estás peculiaridades del comportamiento humano. Y sabes te felicito, no sabes de la que te has librado, porque amar a un ser de tu mismo sexo es una batalla, una guerra intelectual contra toda la hisoría que han creado los monoteista de los últimos dos mil años. Acaso no te has percatado del silencio tan absurdo que ha subyugado a la mujer. Ellas son las pecadoras. La fecundidad ya no es sagrada. Eva tiene la culpa. María magdalena era la puta, y las alquimistas y científicas del pasado, brujas que fueron quemadas junto a grande hombres de mi clan que por el sólo hecho de ver la vida con otros ojos se fueron a la pira. Doy gracias que Miguel angel se haya reido de los cristianos y pintara a los ángeles má bellos del mundo, en escenas abiertamente homosexuales, doy gracias a Da vinci, por colocar en sus pinturas a vígenes audaces que demostraban y reclamaban su setro en el universo de Dioses. Dios en hombre. Mierda para todos. Dios es un equilibrio universal entre lo femenino y lo masculino, entre el mal y el bien. Por ende este mundo querido amio anda con una careta desvengonada, que sólo demuestra la irracionalidad de esta cultura machista y despotricada. No obstante la nauraleza no es gueona, y ha engendrado individuos diferentes, hombresa los cuales el placer no va por doctrinas sino por una curiosidad de encontrar su equilibrio. Esa es la razón por la cual grandes seres humanos que han aportado un mejor entendimiento cabal de nuestra naturaleza, fueron homosexuales, lesbianas, bisexuales, y heterosexuales empedernidos por el sexo. No sé tú, pero Jesús amó a Juan, y en mi lunática mente fueron grandes amantes. Fue el que más sufrió con su muerte. Y María magdalena la que aseguró su sangre. El lecho final puede ser más sordido. Un jesus travestido en María, una maría casta y pura, que tenía sus cositas con hombres y mujeres. Y para termina hasta una mujer lésbica que sintió el poder del hombre en las entrañas y quisó hacer las cosas un poquito más equilibradas.
 
posted by Vicente Moran at 6:07 p. m.
0 Comments: